MASCOTAS

El accidente más frecuente que sufren los gatos domésticos, es la caída desde grandes alturas, lo cual el llamado “síndrome del gato paracaidista” o “síndrome del gato volador”. Estas caídas son debidas a que los gatos son temerarios cazadores y su instinto los lleva a pasearse por terrazas, balcones y ventanas abiertas y a pesar de su agilidad y equilibrio, alguna distracción o error de cálculo, pueden hacerlos terminar en el suelo.
Algunos perros de razas pequeñas caben por los barrotes de pasamanos y balcones con un gran riesgo de sufrir caídas desde grandes alturas.
Por esto es recomendable instalar nuestras mallas en todos los lugares del hogar donde se crea que hay posibilidad de correr riesgo de accidentes.

Mascotas